Masaje Cupping: Terapia con ventosas

El cupping o masaje con ventosas es una técnica en la que se aplican ventosas sobre el cuerpo, a las que se le extrae el aire, y que se manipulan para eliminar las toxinas de la sangre y la linfa, o tratar otro tipo de afecciones.

Hoy en Centro María Ballester te explicamos en qué consiste esta técnica y cuáles son todos sus beneficios.

Masaje con ventosas

La terapia con ventosas, más conocida como cupping, consiste en aplicar ventosas elaboradas con cristal o plástico sobre el cuerpo del paciente, haciendo en él un efecto de vacío.

Es decir, la ventosa se adhiere al cuerpo y succiona tanto la piel como parte del músculo.

De esta manera se abren los poros y se estimula la circulación sanguínea y linfática.

Además, esta terapia consigue abrir los meridianos del cuerpo, canales a través de los cuales fluye la energía.

Masaje con ventosas para qué sirve

Este tratamiento natural ya se practicaba en el año 300 A.C en Medio Oriente. La aplicación de ventosas se sigue empleando en la Medicina Tradicional China.

El tratamiento mejora la circulación de la sangre, aumentando la velocidad de la sanación, reduciendo el dolor y aliviando el malestar muscular. Es decir, la aplicación de ventosas ayuda a acelerar el proceso natural de sanación del cuerpo.

Han sido muchos los estudios que afirman las ventajas de la aplicación de las ventosas, como la reducción del dolor crónico de cuello y espalda.

La terapia con ventosas llega al tejido blando mediante la aplicación de presión local a los puntos débiles y áreas de inflamación. Cuanto más aumenta el flujo sanguíneo dentro de los vasos y capilares, más nutrientes y oxígeno reciben los tejidos.

Los terapeutas que aplican esta técnica emplean la presión, el calor, la aspiración y las agujas por encima o por debajo de la zona lesionada, permitiendo así que la energía viaje a lo largo de los meridianos que transcurren a través de la lesión.

Formas de aplicación del cupping

El cupping puede aplicarse de varias formas para conseguir objetivos diversos:

  • Masaje: cuando se ha realizado el vacío y colocado la ventosa en la piel del paciente, se desliza de un lado a otro para producir un efecto de masaje. Para ello, se aplicará un aceite que facilite el deslizamiento de la ventosa. Con este masaje conseguimos estimular la circulación de la sangre y la linfa, eliminando también toxinas.
  • Ventosa fija: la ventosa se adhiere en determinados puntos para tratar las zonas del cuerpo que se necesitan mejorar a través de sus puntos reflejos en la espalda.
  • Aplicación y extracción de la ventosa: solo se emplea en la espalda, aplicando la ventosa y dejándola actuar unos segundos para cambiar a otra parte de la zona a tratar. Normalmente se emplea para desprender el exceso de mucosidad cuando existe congestión pulmonar.

Terapia con ventosas beneficios

El masaje con ventosas sirve para tratar diversos dolores. Además, también alivia el dolor de otras patologías como dolores articulares, trastornos del sueño, problemas menstruales, afecciones cutáneas, etc.

La terapia con ventosas libera los tejidos profundos dentro del cuerpo, relajando los músculos tensos y aliviando la rigidez asociada con dolores crónicos. Son muchos los atletas que han recurrido a la terapia con ventosas para mejorar su rendimiento de forma natural y reducir la rigidez, los calambres musculares, los dolores en las articulaciones o el tejido de cicatriz causado por lesiones.

Terapia con ventosas para fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad reumática que aparece como consecuencia de un estado de debilidad de energía defensiva. Las zonas dolorosas se reactivan con el frío, por lo que la mayoría de pacientes notan mejoría con el calor.

La combinación de frío-viento-humedad rompe la barrera energética defensiva del organismo avanzando hacia el interior y produciendo dolor de tipo crónico que afecta al tejido tendinomuscular. Este tejido se nutre del hígado, con lo que se puede decir que el síndrome está causado por un déficit de energía en él.

Masaje con ventosas para celulitis

El masaje con ventosas permite obtener resultados visibles en poco tiempo mediante una aplicación constante, ya que ayuda a recuperar la firmeza de la piel y tonifica las zonas en las que se acumula la grasa, como muslos, nalgas o brazos.

Aunque será importante revisar algunos hábitos de vida como una dieta saludable. Con los masajes con ventosas conseguiremos eliminar la celulitis.

Repitiendo el masaje durante 2 o 3 semanas seguidas podremos conseguir buenos resultados.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *